domingo, 10 de junio de 2012

Los Mafiosos mas Famosos del Ultimo Siglo

Durante los siglos XIX y XX la mafia ha sido un elemento a tener en cuenta en la historia. La muerte de Kennedy, el surgimiento de la industria del cine en Hollywood o los arriesgados vuelos entre Colombia, México y EEUU han sido algunos de los hechos protagonizados por estás asociaciones delictivas que han dejado una larga lista de protagonistas tanto reales como ficticios. En EcoDiario.es hemos intentado hacer una lista de los más significativos y sus historias.



ALFONSO CAPONE

También conocido como Scarface o Cara Cortada. Ha sido la representación mas importante en lo que a la historia de la mafia se refiere. Se destaco por tener los negocios mas sucios de la ciudad de Chicago y por organizar las peores guerras entre las bandas de mafiosos. Hijo de emigrantes italianos se trasladó desde Italia a Nueva York de joven y de ahí a Chicago donde trabajo como guardaespaldas de un gangster implicado en negocios relacionados con la prostitución y el juego. A raíz de que se proclamara la Ley Seca, Al Capone se asoció con su jefe para dedicarse al contrabando de alcohol, independizándose mas tarde. Esta actividad ilegal seria la base de su fortuna. En 1925 se convirtió en el dueño del hampa de Chicago y su fortuna ascendería a los cien millones de dólares. Su poder cada vez mayor le llevo a enfrentarse con otras bandas que se dedicaban al mismo negocio. Esta situación desemboco en una guerra entre bandas que acabo con la baja de 135 personas a manos de otros gangster. El FBI por su parte trabajo durante años para poder encarcelarlo. Solo en 1931 pudo detenerle bajo la acusación de evadir impuestos. Fue trasladado a la cárcel federal de Alcatraz y se le concedió después de ocho años, la libertad condicional, y desde allí continuó dirigiendo a su banda.


LUCKY LUCIANO

Lucky Luciano (cuyo verdadero nombre era Salvatore Lucania) está considerado el arquitecto del crimen organizado moderno. Nació en Sicilia el 24 de noviembre de 1897. Su familia emigró a Estados Unidos en 1907 y Luciano creció y se educó hasta llegar a ser uno de los más famosos extorsionadores de origen italiano que dominaron el hampa americana entre las dos guerras. La organización de Luciano era extensa, constituyendo un conjunto no oficial para el vicio en el estado de Nueva York.

Legalmente, era prácticamente inaprensible ya que solamente se dedicaba a explotar a individuos cuyas actividades caían fuera de la ley. Sin embargo, en 1929 unos policías cansados de que sus crímenes quedaran impunes, se tomaron la justicia por su cuenta y le desfiguraron la cara. Este fue el único roce importante que tuvo Luciano con la autoridad. Casi siempre tuvo mucha suerte, de donde le vino el apodo de "Lucky", hasta que en 1935 Thomas Dewey fue nombrado ayudante del fiscal y acorralado Luciano tuvo que marcharse a Florida.

Allí quiso empezar de nuevo poniendo orden dentro de la Mafia y fundando una especie de gobierno cuyas decisiones mas importantes se tomaban por acuerdo unánime de todos los miembros de la comisión. Mantuvo también acuerdos con el gobierno de los Estados Unidos: cuando los aliados invadieron Sicilia durante la Segunda Guerra Mundial, Luciano jugó un papel preponderante utilizando sus contactos. Luciano murió, aparentemente, de un ataque al corazón el 26 de enero de 1962 en Nápoles, Italia. Justo antes de su muerte, planeaba viajar a Roma para reunirse con un productor cinematográfico español que quería realizar una película sobre su vida. Dicen que su funeral fue el mas grande que se haya visto en Nápoles.


FRANK COSTELLO

Conocido tambien como  Francesco Castigliaro, o Castilla, fue un mafioso italoamericano que ascendió a los puestos más altos del mundo del crimen, controlando un vasto imperio del juego a lo largo de los Estados Unidos y teniendo una influencia política como ningún otro jefe de La Cosa Nostra.
Apodado el primer ministro del hampa se convirtió en uno de los más poderosos e influyentes jefes en la historia americana, liderando finalmente una organización criminal, la familia Luciano, la cual llegó a ser conocida como la familia Genovese.
Comenzó a trabajar con Ciro Terranova, un poderoso mafioso del East Harlem. Terranova era el capo de la familia Morello de Manhattan y el líder de banda de la 107th street. Frank se convirtió en miembro de una banda que controlaba el juego, la extorsión, robo y narcóticos en Manhattan y el Bronx. Sus asociados incluían a conocidos mafiosos como Michael Coppola, Joseph Catania Jr. y Stefano LaSalle. Frank llegó a ser conocido por su inteligencia y fortaleza.
Mientras trabajaba para la banda de Terranova, Castiglia conoció y formó equipo con Lucky Luciano entonces conocido como Salvatore Lucania, el líder siciliano de la banda del Lower East Side de Manhattan. Los dos italianos congeniaron inmediatamente. Juntos con otros jóvenes italianos tales como Vito Genovese y Gaetano Lucchese, y judíos asociados como Meyer Lansky y Benjamin Siegel, la banda se vio envuelta en robos, extorsión, juego y narcóticos. La alianza Lucania-Castiglia-Lansky prosperó y con la era de la Prohibición, se introdujeron en el contrabando.
El éxito de los jóvenes italianos les permitió diversificarse y hacer negocios con los líderes judíos e irlandeses criminales de la época, incluyendo a Arnold Rothstein, Arthur Flegenheimer, Owney Madden y William Dwyer. Rothstein llegó a ser el mentor de Castiglia, Luciano, Lansky y Siegel mientras ellos dirigían el negocio del contrabando con el barón de la cerveza del Bronx Schultz. En 1922, Castiglia, Luciano y sus más próximos asociados italianos se unieron a la mafia siciliana conducidos por Joe Masseria, un capo de la mafia italiana.
Hacia 1924, Frank Castiglia se había convertido en un cercano asociado de los jefes irlandeses del Hell's Kitchen Dwyer y Madden. Frank estuvo envuelto en sus operaciones de contrabando de alcohol. Esto motivó que Castiglia se cambiara su apellido por uno cuya sonoridad fuese más irlandesa, siendo Costello.
En 1926, Bill Dwyer fue declarado culpable de sobornar a un oficial de los guardacostas y fue sentenciado a dos años de cárcel. Tras esto, Costello asumió el cargo de las operaciones con Owney Madden. Esto causó fricción entre Madden y el teniente de Dwyer, Charles Higgins. Tras la extraditación de Luciano a Italia, Costello se hace con el control de la familia de Luciano, sobre todo debido a sus importantes relaciones con los políticos de la época.
Costello fue interrogado por la Comisión Kefauver.
Frank Costello murió como un hombre retirado. Se rodeó en sus últimos años con personas que estaban fuera del círculo de la mafia, se destacó la amistad especial con el actor Anthony Quinn hasta el final de sus días, en sus honras fúnebres le acompañaron no más de 50 personas, la mayoría de éstos no tenían relación con el mundo del crimen ni de la mafia.


SANTOS TRAFFICANTES JR.

El llamado padrino de la Cosa Nostra en el sudoeste de Florida. Vivió en una época de grandes capos mafiosos como Vito Genovese, Sam Giancana, Joe Colombo Jr. y Paul Castellano. El señor de la foto es Santo Trafficante (1915-1987) que, como su propio nombre indica, fue uno de los más importantes miembros de la mafia estadounidense durante décadas. Centró sus operaciones en Miami y, hasta la revolución castrista, también en Cuba, aliado con Lucky Luciano y Meyer Lanski. Dicen que en la famosa película El Padrino II uno de los posibles mafiosos que aparecen junto a Michael Corleone podría ser Trafficante. Tras perder sus negocios en la isla, colaboró con la CIA en varios intentos de asesinar a Fidel Castro. A Trafficante también se le relacionó con el asesinato de Kennedy.


BERNARDO PROVENZANO

Su carrera mafiosa y escalada criminal comenzó en la década de 1950, cuando junto a Salvatore "Totto" Riina y Calogero Bagarella, se convirtió en el lugarteniente del gran jefe de la mafia corleonese Luciano Liggio. Su primer trabajo fue liquidar a Francesco Streva, del clan contrario de Michelle Navarra. Provenzano, buscado por la policía, pasó a paradero desconocido, en el que llegaría a estar durante cuarenta y tres anos. Era el 18 de septiembre de 1963. Con el paso de los años y tras dejar un reguero de sangre en la guerra entre clanes mafiosos de la década de 1980, Riina y Provenzano se hicieron con el control de la Cosa Nostra, después de vencer a la poderosa mafia capitalina de Palermo. El clan de los Corleoneses domino Sicilia y Riina se erigió en el máximo representante, mientras que Provenzano pasó a un supuesto segundo plano.

La justicia les siguió los pasos y el nombre de los dos aparece en decenas de procesos, mientras comenzó a tejerse su fama de invisible. Según los conocedores de los entresijos de la Cosa Nostra, Provenzano fue el que manejó la organización durante medio siglo. Cuando Totto Riina fue detenido el 15 de enero de 1993, Provenzano asumió el control total de la organización. A Provenzano se le relaciona con 127 asesinatos mafiosos llevados a cabo en los setenta yl os primeros anos de los noventa, delitos por los que está condenado en rebeldía a cadena perpetua.


Provenzano estuvo en paradero desconocido durante 43 anos. Apoyado en la "omertà" (pacto de silencio) que rige en la mafia y tal vez ayudado por personalidades importantes de la vida siciliana, Provenzano pasó todo ese tiempo en la isla.

Se llegó a asegurar que había muerto. Nadie lo reconocía y su voz nunca fue interceptada o reconocida por teléfono. La única foto que se conocía de Provenzano era de 1958, lo que le permitió incluso burlar una vez mas a las autoridades italianas en 2005, cuando viajó a Francia para operarse de próstata en un hospital de Marsella, en el que se alojó bajo la identidad de un jubilado siciliano. El mafioso, por el que se ofrecía una recompensa de 2,5 millones de euros, llegó a presentar un formulario de la sanidad siciliana para poder ser intervenido en el extranjero sin necesidad de pagar, y pasó a la Región de Sicilia la factura de la operación y de los siete días que estuvo ingresado.

Bernardo Provenzano fue detenido el 11 de abril de 2006 en su pueblo natal de Corleone.


CARO QUINTERO

Conocido como el 'Narco de Narcos' fue el fundador del ya extinto Cartel de Guadalajara. Mantenía muy buenas relaciones con políticos de la época de los que en algunos casos era amigo personal. Era dueño de una fortuna que rondaba los 5000 millones de dólares y cuando fue capturado en Costa Rica se le decomiso: un arma bañada en oro con incrustaciones de diamantes, 300 mil dólares en efectivo, joyas por un valor de 1 millón de dólares y dos coches de lujo (un Mercedes Benz, y un Toyota deportivo MR2). Tras su captura, ofreció, ni más ni menos, que el pago de la deuda externa de México a cambio de su libertad, pese al debate que se formó entre la población de México, la oferta no fue aceptada. Se logró comprobar que un 30 por ciento de la marihuana y un 38 por ciento de la heroína que ingresaba en esa década a los Estados Unidos era llevada por el grupo de Caro Quintero.


PABLO ESCOBAR


Fue en su época el narcotraficante más poderoso de Colombia y uno de los fundadores de llamado Cartel de Cali. Hijo de un administrador de fincas y de una maestra rural. Empezó en oficios menores, lavando coches o ayudando en los mercados; también fue criador de vacas para luego pasar a matón a sueldo y ladrón de coches.

Su carrera delictiva se inició con la compra de objetos robados y el contrabando a pequeña escala, hasta que se introdujo en el tráfico de marihuana y, finalmente, en el de cocaína. En 1976 fue detenido con 19 kilos de cocaína, aunque su caso fue sobreseído.


SANDRA AVILA BELTRAN

Sandra Ávila Beltrán, más conocida por 'La reina del Pacífico', pertenece a la tercera generación de una familia de narcotraficantes: es hija de María Luisa Beltrán Félix y Alfonso Ávila Quintero, y familiar de Rafael Caro Quintero y su tio es ni más ni menos que Ángel Félix Gallardo, más conocido como 'El Padrino' de la droga en México. La primera referencia pública sobre 'la reina del Pacífico' fue en uno de los llamados 'narcocorridos', el grupo Los Tucanes de Tijuana compuso en 2004 una pieza musical en la que narraba la forma en que una poderosa mujer llegaba a una fiesta de narcotraficantes. La imagén de una mujer en un mundo teoricamente acotado a hombres ha hecho aumentar su leyenda e incluso tras su detención, diversos periodistas se apresuraron a señalar las similitudes de Avila Beltrán con la protagonista de la novela 'La Reina del Sur', del escritor Arturo Pérez-Reverte.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada