miércoles, 6 de abril de 2011

Mujeres Asesinas - Part 1

Aquí, usted encontrará una breve descripción de varios ángeles de la muerte famosos y las viudas de negro, además de una explicación de cómo las mujeres difieren de los hombres asesinos.
142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12486480831
Los informes criminológicos demuestran que las mujeres asesinas en serie son más eficientes que los hombres asesinos en serie.

Las mujeres son responsables de aproximadamente el 14% de todos los crímenes violentos, y el 28% de los delitos contra la propiedad. Desde 1970, los crímenes de las mujeres ha aumentado un 40%, y esa tendencia va en constante aumento.

En una investigación se han estudiado a 100 mujeres asesinas en serie, y se encontró que se necesitan 8 años para coger a una asesina en serie. Este es el doble de tiempo que se necesita para atrapar a un asesino en serie.

Los motivos de las asesinas en serie son:

1. El dinero (74%)
2. Control (13%)
3. Placer (11%)
4. Sexo (10%)
5. Las drogas, la participación de culto o sentimientos de inadecuación (24%)

Las armas elegidas por las mujeres

1. Veneno (80%)
2. Armas de fuego (20%)
3. Armas contundentes (16%)
4. Asfixia (16%)
5. Apuñalamiento (11%)
6. Ahogamiento (5%)

Viudas negras

Las viudas negras matan a los miembros de su familia y lo hacen generalmente con fines de lucro. Suelen empezar a matar después de los 25 años, y alcanzan a tener entre 6 a 8 víctimas en un período de 10 años.

Viudas negras famosas:


* Blanche Taylor Moore, de Carolina del Norte, mató a su pastor, a su padre, a su suegra, a sus maridos y amantes. Ella murió por inyección letal en 1989.


* Margie Velma Barfield, también de Carolina del Norte, mató a siete maridos, varios novios, y su madre. Su última víctima fue un novio, quien fue encontrado con rastros de arsénico en su sistema. Barfield también murió por inyección letal, en 1978.


* Waneta Hoyt de Nueva York sofocó a 5 de sus 6 hijos. Fue condenada a cadena perpetua. Resultó otro caso revelador de lo compleja que es el alma humana. Waneta era una buena mujer, según decían todos. Buena esposa, buena vecina, buena parienta y fiel asistente a su iglesia. Hasta adoptó a un niño que ya estaba en la secundaria.
Sin embargo, apremiada por los interrogatorios, confesó haber matado a sus hijitos. El primero sí había muerto del síndrome, pero ella misma había sofocado a los otros. A uno de ellos lo había apretado con el pecho.


* Belle Gunness de Illinois fue también conocida como la señora de Barba Azul. Ella fue la primera viuda negra conocida en el siglo XX. Mató a 49 personas, pero nunca fue enjuiciada.
La mañana del 28 de abril de 1908 la granja de Belle Gunness comenzó a ser devorada por las llamas de un fuego intencionado. En ella se encontraban Belle, de 48 años, y sus tres hijos: Myrtle y Lucy, que eran adoptadas y tenían 11 y 9 años, respectivamente, y Phillip, de 5 años, que era su hijo biológico.
Sin embargo, la explicación de lo ocurrido no iba a ser tan sencilla. Belle encerraba muchos secretos: una terrible vida llena de los crímenes más despiadados. Como muchos otros psicópatas, sabía mostrarse como una mujer amable y encantadora, alguien aparentemente inofensivo que, sin embargo, podía matar sin piedad y sin remordimientos a todos aquellos que se interpusieran en sus planes o que tuviesen algo que ella deseaba.
Fue responsable de por lo menos ocho asesinatos, que fueron descubiertos tras el incendio en la granja por lo que no pudo juzgársele. Al parecer, sus motivaciones eran económicas, pues cobraba los seguros de los esposos y pretendientes que murieron bajo la contundencia de su hacha.

Ángeles de la Muerte

Los ángeles de la muerte suelen empezar a matar en sus 20 años de edad, y puede matar hasta a 8 personas en uno o dos años. Ellas son más propensas a alardear de sus homicidios, por lo que a menudo conduce a su detención.

Ángeles de la muerte famosas


* Genene Jones de Texas, asesinó a niños con medicamento para el corazón.
En 1981, la calma en el área pediátrica del Hospital de Bexar County, en San Antonio, Texas, comenzó a verse alterada por la muerte de unos 25 niños. La mayoría de las muertes ocurrieron cuando los niños se encontraban bajo los cuidados de la enfermera Genene Jones, pero tardaron un buen rato en darse cuenta de la coincidencia. Sólo fue juzgada por dos de las muertes. En uno de los casos encontraron exceso de medicamentos en el cadáver; en el otro, se supo que Jones había administrado una sobredosis de anticoagulante a un pequeño que murió desangrado.

* Madame Popova de Rusia, cobraba poco por el trabajito o incluso regalaba sus venenos a las campesinas golpeadas por sus cónyuges que recurrían a ella. Una clienta compungida la denunció en 1909. Popova confesó orgullosa: “Liberé a más de 300 mujeres e hice un gran trabajo alejando esposas infelices de sus tiranos”. Fue ejecutada por un pelotón de fusilamiento. En su defensa alegó: “Nunca maté a una mujer”.

Asesinas en serie famosas:


* Shirin Gul, y su hijo Samiullah solían coger un taxi para volver a casa. Una vez allí, hacían gala de su hospitalidad. Invitaban al conductor a pasar y le servían té y kebabs. Sería una estampa pintoresca del Afganistán urbano si no fuera porque la comida estaba salpimentada con barbitúricos. Y porque el postre para los convidados era el estrangulamiento con una cuerda y el posterior viaje, ya cadáveres, al jardín. Después, la pareja corría a vender el taxi a una ciudad fronteriza con Pakistán. Solían sacar por la transacción 10.000 dólares.

Ésta era su rutina hasta que desapareció Haji Mohammed Anwar, un hombre de negocios de 60 años, que había hablado con su primo cuando se dirigía a casa de la extraña familia. A los dos días, apareció su cuerpo. Los investigadores hallaron la ropa y los zapatos del fallecido en el fatídico hogar. Siguieron buscando y encontrando: seis cadáveres enterrados a un metro y medio de la superficie. Aún les esperaban más en la vivienda de Jalalabad en la que la familia había residido tiempo atrás: 18 cuerpos, entre los que estaba el del marido de Shirin, Mohammed Azam. La “asesina del kebab”, como se la conoce, lo negó todo. Bueno, todo no. Reconoció que sabía que había cuerpos enterrados en el jardín pero no cómo habían llegado hasta allí. También confesó que Rahmatullah había matado a su marido y que ella estaba de acuerdo, porque la había maltratado hasta el día de su muerte. El fiscal pidió pena de muerte para toda la familia.

* Erzsebet Bathory, su perversión sádica sexual y su especial atracción por la sangre, y no sólo se contentaba de beberla, como es habitual en los llamados asesinos vampíricos, sino que se bañaba en ella con el fin de impedir que su piel envejeciese al paso de los años. Ésta confesaría haber asesinado junto con sus hechiceros y verdugos, a más de 600 jóvenes y haberse bañado en "ese fluido cálido y viscoso afín de conservar su hermosura y lozanía".


* Aileen Wuornos,mató a 7 hombres, mientras trabajaba como prostituta en la Florida.
El 9 de enero de 1991, Aileen Wuornos finalmente es detenida en un bar de Harbor Oaks. Al día siguiente Tyria Moore es conducida a la casa de sus hermanas en Pennsylvania, y acepta colaborar con la policía.
El 16 de enero, Aileen confiesa seis asesinatos, y alega que todos fueron cometidos en defensa propia, pues esos hombres intentaban violarla. Antes de que terminara ese mes, ella y su abogado venden los derechos cinematográficos de su vida.
El 27 de enero de 1992, un jurado declaró a Aileen Wuornos culpable de homicidio en primer grado y recomendó la pena de muerte. El 30 de enero de 1992 Aileen Carol Wuornos fue sentenciada a morir ejecutada. La pena se cumplió en el otoño de 2002.


* Dorothea Puente fue sentenciado a cadena perpetua a los 64 años por haber matado a por lo menos 25 clientes de edad avanzada. Trabajó con los Servicios Sociales para atender a las personas de edad avanzada. es un personaje fascinante. Entre 1988 y 1989 se dedicó a acoger a mendigos, alcohólicos y ancianos desamparados en su casa de Sacramento.
Fue una viuda encantadora, de 61 años, a la que aparentemente sólo le preocupaban dos cosas: su jardín y ayudar a los desvalidos. Cobraba unos precios baratísimos por alquilar una habitación en su casa y hasta los servicios sociales le mandaban a la gente con problemas. Inexplicablemente los huéspedes desaparecían a los pocos días y no se les volvía a ver. Una trabajadora de los servicios sociales insistente se puso en contacto con la policía por la desaparición de un alcohólico y de paso les contó lo mal que olía la vivienda. Los agentes encontraron siete cadáveres en el jardín. Dorothea les convenció para que la dejaran ir a un motel, aduciendo que le iba a dar un ataque al corazón si seguía viendo los destrozos de su jardín, éstos accedieron y la ancianita huyó. Estuvo una semana en busca y captura hasta que la detuvieron en Los Angeles. El fin de Dorothea era quedarse con los cheques de la seguridad social de sus clientes.


* Kathryn Schonoveor, pudo haberse convertido en la mayor asesina en serie de nuestros días, sobrepasando con creces el "récord" del soviético Andrei Chikatilo, pues preparaba antes de ser detenida, un asesinato masivo con cianuro que podría haber llenado su lista negra con más de un centenar de víctimas...
Aunque pueda parecer increíble y casi de ficción, esta mujer de 50 años fue arrestada el pasado domingo 23 de agosto de 1998 en Marina del Rey, California, tras ser encontrado en su poder más de cien bolsitas de plástico llenas de cianuro. Schoonover, preparaba las bolsas como si fuesen muestras de productos vitamínicos dentro de folletos publicitarios. Cada una de las bolsas iba incorporada a un folleto que promocionaba supuestas sustancias nutritivas, compuestos para mejorar el rendimiento atlético y para adelgazar (y tanto...). El incidente de esta tranquila localidad, situada a unos dieciséis kilómetros de Los Ángeles, obligó a poner en estado de alerta a todas las oficinas de la región. La terrible mujer pensaba enviar los sobres con cianuro por correo a destinatarios de todo el país, elegidos al parecer, al azar... Fue descubierta accidentalmente por un usuario de la oficina postal, al que llamó la atención ver cómo la sospechosa llenaba las bolsitas plásticas con polvos de un recipiente marcado con los típicos signos de peligro que identifican a las sustancias peligrosas, una calavera con dos huesos entrecruzados. Según se dijo más tarde, ninguno de los fatídicos sobres llegó a ser depositado en los buzones de Marina del Mar, pero se ignora si pudo haber comenzado los envíos en otras localidades.


* Anna Maríe Hahn era un inmigrante alemana que asesinó a hombres de edad avanzada. Fue ejecutada en la silla eléctrica en 1938. Fue la primera mujer en morir en la silla eléctrica en el Estado de Ohio. Aunque nació en Baviera, Ana María envenenado a sus víctimas en Cincinnati, Ohio.


* Jane Toppan mató a 95 personas. ane no solamente mataba pacientes. En 1895 mató a sus caseros y en 1899 a su hermanastra Elizabeth, a quien le administró una dosis letal de estricnina la cual, como se sabe, produce una muerte espantosa, con terribles dolores y convulsiones.
En 1901, Toppan se hizo cargo de el anciano Alden Davis y se instaló en su casa. Mató a la esposa y a Alden Davis, así como a dos de sus hijas. Luego regresó a su ciudad natal y comenzó a cortejar al viudo de su hermanastra (a quien Jane había matado) y asesino a la hermana de éste. Luego envenenó a su pretendido para poder hacerse cargo de él y devolverle la salud. Incluso, se envenenó a sí misma con el objeto de provocar la lástima de el pobre hombre. Sin embargo, el engaño no funcionó y fue expulsada de la casa.
Para entonces, las sospechas en torno a esta mujer habían crecido considerablemente y los sobrevivientes de la familia Davis pidieron un examen toxicológico de la hija menor del difunto Alden Davis. El examen, como es lógico suponer, demostró que ésta había muerto de una dosis letal de atropina y morfina.
Finalmente, Jane Toppan fue arrestada el 29 de Octubre de 1901.
Estando bajo custodia, Jane confesó haber cometido 31 asesinatos aunque se piensa que un número más realista sería entre 70 y 100. En el juicio, llevado a cabo en 1902, los médicos declararon que Jane Toppan había nacido con una “débil condición mental”. Estando en la corte, Jane dijo: “Esa es mi ambición. Matar más gente (más gente indefensa) que cualquier otro hombre o mujer que haya existido jamás”.
A pesar de todo esto, fue hallada no culpable por razón de insania (locura) y fue enviada al asilo de Tauton, en Massachusetts en donde pasó el resto de su vida hasta que murió, en Agosto de 1938 a la edad de 84 años.
Aunque los trabajadores del hospital la recuerdan como una anciana callada y tranquila, aún tenía fantasías homicidas. Algunas de las cuidadoras recuerdan haberla oído decir: “Traiga algo de morfina, querida, y vayamos al pabellón. Usted y yo nos divertiremos muchísimo viéndolos morir”
 



Fuentes
http://www.psicologiayautoayuda.com/2010/04/mujeres-asesinas.html
http://tecnoculto.com/2009/01/05/asesinos-seriales-jane-toppan/
http://www.ovejaselectricas.es/?p=770 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada